Fedora es una de las tantas distribuciones basadas en GNU/Linux que hoy en día se pueden conseguir. Aquellos que estén familiarizados con un entorno GNU/Linux tendrán suficientes herramientas de análisis para elegir o no esta distribución, y no es nuestra intención convencerlos de nada. Estas páginas están destinadas a todos aquellos usuarios finales que recién se inician en GNU/Linux, y que buscan un sistema operativo agradable y robusto. Consideramos que fedora cumple con estas características, siempre y cuando se realicen una serie de configuraciones post-instalación. Puesto que los usuarios que recién se inician en GNU/Linux es muy probable que desconozcan cómo hacerlas, el propósito de las siguientes guías es el de orientarlos para que tengan éxito.

Para realizar este sitio hemos tomado prestada muchísima información de otras páginas que recomendamos visitar cotidianamente, especialmente la del foro oficial de la comunidad fedora, y Ask Fedora. La mayor parte, sin embargo, la realizamos gracias a las páginas de instalación de Mauriat Miranda, de Dangermouse, del Profesor Gregory Kriehn, y de Axel en my-guides.net. Suguerimos que visiten esas páginas ante cualquier duda, o para obtener información acerca de otras configuraciones.

Nota: En esta página de inicio iremos posteando diferentes configuraciones y herramientas de trabajo, presuponiendo que F16 o F17 está instalado y funcionando correctamente en el equipo. Algo así como cuestiones estéticas que potenciarán el rendimiento y las utilidades de fedora, pero que son perfectamente prescindibles. Si en cambio llegaron aquí buscando como instalar o como configurar fedora, sugerimos visitar primero las siguientes páginas:

Guía de instalación de fedora 16

Guía de configuración inicial de fedora 16

Guía de instalación de fedora 17

Guía de configuración inicial de fedora 17

Indice de contenidos de esta página

Otros entornos de visualización
Cómo instalar temas en Cinnamon
Sonido
Cómo administrar SELinux
“Abrir en terminal” y otros complementos para Nautilus
Secure Shell
Cantidad de kernels en el arranque
Cómo instalar Picasa en arquitecturas de 64 bits
Abrir los puertos necesarios para utilizar aMule, nicotine+ o vuze
Mini guía de personalización de la apariencia de Gnome 3 o Gnome Shell
El repositorio Livna y los DVDs
Mini guía de instalación de codecs multimedia
Creación del archivo xorg.conf
Cómo descargar software sin instalarlo en el equipo
Cómo generar un repositorio de instalación en nuestro propio sistema
Cómo convertir el DVD de instalación de fedora en un repositorio
Cómo solucionar conflictos entre repositorios
Lista de repositorios externos y mantenidos por miembros de la comunidad fedora
Cómo instalar Skype en arquitecturas de 64 bits
Lista de aplicaciones útiles

Otros entornos de visualización

Existen dos clases de entornos: los comúnmente denominados “escritorios” (desktops), y los “gestores de ventanas” (window managers). Si bien hay diferencias entre un tipo y otro, a los efectos prácticos de esta guía, nos referimos tanto a unos como a otros como “entornos”.

La instalación de fedora vía DVD ofrece por defecto a Gnome 3.xx como entorno de visualización. Si queremos instalar KDE, cuya version actual para fedora es la 4.8, debemos hacerlo, como usuarios “root”, o “sudo”, de la siguiente manera:

su -c 'yum install @kde-desktop'

Otro entorno muy interesante es Xfce. Ideal para los que necesitamos velocidad en nuestros equipos, o para quienes tengan procesadores antiguos, o con poca memoria RAM. La versión actual para fedora es la 4.8, muy sorprendente y absolutamente recomendable. Para instalarlo:

su -c 'yum install @xfce-desktop'

A partir de F16 y para quienes todavía no se encuentren del todo cómodos trabajando con Gnome Shell, podemos utilizar Cinnamon, un shell de Gnome 3 que presenta una interfaz muy similar a la que ofrecían las versiones de Gnome 2.xx. Para instalarlo (gracias a Leigh Scott) creamos primero el repositorio que lo contiene como usuarios ‘root’ o ‘sudo’:

gedit /etc/yum.repos.d/fedora-cinnamon.repo 

y copiamos en el archivo generado las siguientes líneas:

[fedora-cinnamon] 
name=Cinnamon provides core user interface functions for the GNOME 3 desktop 
baseurl=http://repos.fedorapeople.org/repos/leigh123linux/cinnamon/fedora-$releasever/$basearch/ 
enabled=1 
skip_if_unavailable=1 
gpgcheck=0 

[fedora-cinnamon-source] 
name=Cinnamon provides core user interface functions for the GNOME 3 desktop - Source 
baseurl=http://repos.fedorapeople.org/repos/leigh123linux/cinnamon/fedora-$releasever/SRPMS 
enabled=0 
skip_if_unavailable=1 
gpgcheck=0

Una vez activo el repo, instalamos Cinnamon:

su -c 'yum install cinnamon'

La versión disponible en fedora es la 1.4, realmente muy agradable.

Una vez que tenemos nuevos entornos instalados, cuando iniciamos sesión vamos a encontrar en la ventana de logueo (cada vez que hagamos clic en el nombre de usuario), un menú desplegable bajo la palabra ‘session’ desde donde poder elegir con qué entorno usar nuestro equipo.

(Entre paréntesis, hay algo muy relacionado con esto y son las diferentes “ediciones” de fedora. Con pocas palabras, una “edición” es una versión alternativa de fedora, en formato de LiveCD, adaptadas para diferentes tipos de entornos: Fedora edición KDE, o edición Lxde, o edición juegos, y más.)

Nota: tanto los screenshots o capturas que vean en este sitio, como las rutas de acceso a las aplicaciones, pertenecen a un entorno de escritorio Gnome.

(volver al índice)

Cómo instalar temas en Cinnamon

Ya que estamos hablando de Cinnamon, avanzamos un poco más y ofrecemos una mini guía para poder modificar su apariencia.

Antes que nada es importante tener en cuenta que Cinnamon funciona sobre Gnome 3, de modo que para poder personalizarlo al máximo recomendamos tener instalado este último entorno:

su -c 'yum install @gnome-desktop'

Si hacemos click en el ícono ‘Cinnamon Settings’ nos vamos a encontrar con una pestaña denominada ‘Themes’. En esa pestaña vamos a poder visualizar todos los temas que se encuentren en los directorios /usr/share/themes y /home/nombredeusuario/.themes (y que hayan sido diseñados para Cinnamon, por supuesto). De modo que si en algún lugar de la red encontramos temas para este entorno tenemos que descargarlos y descomprimirlos exclusivamente en tales directorios. Si lo hacemos en cualquier otro lugar del sistema no vamos a poder visualizarlos en la pestaña ‘Themes’.

Lugares para descargar temas hay varios. Recomendamos particularmente hacerlo desde la misma página de Cinnamon, aunque a veces en Gnome-look.org o deviantART encontramos algunos diseñados tanto para Gnome Shell como para Cinnamon.

(volver al índice)

Sonido

El servidor de sonido predeterminado en fedora es PulseAudio. Es muy potente, ofrece numerosas herramientas, y para aprovecharlo al 100 % sugerimos descargarnos los siguientes complementos que no vienen empaquetados por defecto (un equalizador, un control de volumen y de grabación, y un grabador de podcasts), que una vez instalados los vamos a encontrar ordenados en el menú Aplicaciones > Sonido y video:

su -c 'yum install pavucontrol pavumeter pulseaudio-equalizer paprefs pulsecaster'

Además, la configuración del sonido es un aspecto al que siempre hay que prestarle un poco de atención. Por ejemplo, si estamos instalando soft diferente al que se ofrece de manera predeterminada, tal vez tengamos que indicar qué controladores de sonido estamos utilizando. En el caso del XMMS particularmente, hay que decirle (en el menú opciones>preferencias>plugins de audio), qué plugin tiene que usar de acuerdo al controlador que estemos usando.

Si no sabemos qué es lo que controla nuestro sonido, como usurios “root” ejecutamos el comando:

lspci | grep Audio

(volver al índice)

Cómo activar o desactivar SELinux

Si estamos utilizando un entorno de escritorio Gnome 3 (ofrecido por defecto a partir de F15), no vamos a encontrar una interfaz gráfica para definir las configuraciones de SELinux. Esta herramienta es sumamente útil y eficaz a la hora de mantener nuestros equipos seguros, y se instala de manera predeterminada en modo “enforcing”. No recomendamos modificar esta configuración a menos que sepamos lo que estamos haciendo, pero llegado el caso, lo que hay que hacer es editar su archivo de configuración, siempre como usuarios root:

gedit /etc/selinux/config

Una vez abierto este archivo, buscamos la línea

SELINUX=enforcing

y la modificamos con los valores ‘permissive’ o ‘disabled’, si queremos deshabilitarlo.

(volver al índice)

Algunos complementos para Nautilus

El administrador de archivos predeterminado en Gnome es Nautilus. Hay una serie de complementos que podemos agregarle para hacer que esta herramienta sea más poderosa. A estos complemetos, una vez instalados, vamos a encontrarlos formando parte del menú que se despliega cada vez que hagamos click con el botón secundario del mouse, o dentro del menú superior de sistema>preferencias.

Por ejemplo, si estamos navegando dentro de un determinado directorio, y queremos abrir una terminal posicionados directamente sobre el mismo lugar:

su -c 'yum install nautilus-open-terminal nautilus-terminal' 

Si queremos modificar rápidamente un archivo de imagen o de audio directamente sobre el navegador de archivos:

su -c 'yum install nautilus-sound-converter nautilus-image-converter'

Y si queremos tener otra herramienta de búsqueda:

su -c 'yum install nautilus-search-tool'

Cualquiera de estos complementos podremos utilizarlos luego de haber reiniciado sesión en nuestro equipo.

(volver al índice)

Secure Shell

Como casi el resto de las distribuciones basadas en GNU/Linux, Fedora incluye Secure Shell (mas conocido como SSH), una herramienta muy poderosa con la cual podemos conectar nuestro equipo con otro equipo que tenga un sistema operativo basado en GNU/Linux. También podríamos hacerlo con equipos que usen Windows, pero las configuraciones son más complicadas. Con SSH, entre otras cosas, podemos ejecutar comandos en la terminal del equipo al que nos conectamos, o enviar o descargar cualquier tipo de archivo, de cualquier tamaño. La transferencia y descarga de archivos la realiza Secure Cop (SCP), y para ello, tenemos que tener una cuenta de usuario en el equipo al que queremos enviar, o del cual queremos descargar archivos (y naturalmente, conocer la contraseña). Además, tenemos que conocer el número de IP de ese equipo. Una vez que tenemos esos datos, para transferir un archivo a la carpeta /home del usuario que creamos en el otro equipo, la línea de comando es:

scp archivoaenviar nu.me.ro.de.ip:/home/nombredeusuario

De modo inverso, para descargarnos un archivo a la carpeta /home de nuestro equipo desde la carpeta de usuario que creamos en el otro:

scp nu.me.ro.de.ip:/home/nombredeusuario1/archivoadescargar /home/nombredeusuario2

Además, SCP admite comandos recursivos, es decir, que si queremos enviar una carpeta:

scp -r carpetaparaenviar nu.me.ro.de.ip:/home/nombredeusuario

Y si queremos descargarla:

scp -r nu.me.ro.de.ip:/home/nombredeusuario1/carpetaparadescargar /home/nombredeusuario2

Y para los que son un poco paranoicos, SCP cifra todo lo que se envía y todo lo que se descarga. Hay mucha información que recomendamos conocer acerca de SSH en la red, debido a los múltiples recursos que ofrece esta herramienta.

(volver al índice)

Cantidad de kernels en el arranque

Cada vez que prendemos el equipo, si suspendemos la cuenta regresiva que lo hace arrancar, aparece la pantalla del grub donde como mínimo vamos a tener dos líneas, y como máximo… las que queramos.

Si no tenemos otro sistema operativo instalado además de fedora, esas dos líneas corresponden a la cantidad de kernels que por default están guardados. El kernel de cualquier distribución GNU/Linux es algo que está permanentemente evolucionando, y ocasionalmente, luego de alguna actualización, algunos programas tienen conflictos con el último que se haya instalado. Debido a esto, el grub está configurado por default para guardar siempre dos kernels anteriores, y tener la posibilidad de iniciar el sistema con un kernel con el que sabemos todo anda bien, poder seguir usando el programa en conflicto, y realizar las configuraciones necesarias para solucionar los problemas.

Entonces, si queremos tener más o menos de tres kernels disponibles, editamos el archivo /etc/yum.conf:, como usuarios “root”, o “sudo”:

gedit /etc/yum.conf

y en la línea

installonly_limit=3

cambiamos el “3” por la cantidad que queramos. Guardamos los cambios, salimos, y listo: Ahora tendremos una nueva cantidad de kernels entre los cuáles elegir para iniciar nuestro equipo.

(volver al índice)

Cómo lograr que Picasa funcione en arquitecturas de 64 bits

Picasa web albums es un servicio muy conocido de Google que nos deja subir fotografías a la red, organizarlas en álbumes y compartirlas con amigos y conocidos. En fedora y en casi la mayoría de las distribuciones GNU/Linux podemos utilizar éste y otros servicios web similares con digiKam, un poderoso administrador de fotografías que nos permite, entre muchas otras opciones, subir o eliminar imágenes; crear, compartir o borrar álbumes enteros; sincronizar nuestros directorios de imágenes con nuestros álbumes; etc.

Sin embargo también podemos querer utilizar una aplicación específica creada por Google, Picasa, y si tenemos instalada una versión de fedora de 32 bits no tendríamos que tener demasiados problemas: Activamos el repositorio google de 32 bits, instalamos el emulador wine, Picasa, y listo:

su -c 'yum install wine picasa'

Buscamos el ícono correspondiente en Actividades > Aplicaciones > Otras, y empezamos a disfrutar de este programa.

Si en cambio estamos utilizando una arquitectura de 64 bits, puede suceder que no podamos iniciarlo debido a errores de segmentación. Para solucionar esto hay que realizar una serie de modificaciones mediante estas líneas de comando (siempre como usuarios “root”, o “sudo”):

cd /opt/google/picasa/3.0/wine/lib/wine/ 
mv wininet.dll.so _wininet.dll.so 
cp /usr/lib/wine/wininet.dll.so /opt/google/picasa/3.0/wine/lib/wine/ 
cd ../../bin/ mv wine-preloader _wine-preloader 
cp /usr/bin/wine-preloader /opt/google/picasa/3.0/wine/bin/ 
exit 
[usuario@equipo ~]$ picasa

A propósito, la versión de Picasa que nos podemos descargar del repositorio estable de google es la 2.7. Si queremos estar algo más actualizados y poder utilizar la última versión disponible: click acá para descargar picasa-3.xx.rpm.

Una vez descargada (y presuponiendo que lo hicimos en el directorio “Descargas”):

yum --nogpgcheck install /home/nombredeusuario/Descargas/picasa-3.0-current.i386.rpm

Fuentes: Fedora Forum y Picasa

(volver al índice)

Cómo abrir puertos p2p

Los programas denominados “peer to peer” (p2p, de par a par) son aquellos que permiten compartir archivos entre diversos equipos conectados entre sí, en forma semi anónima a través de Internet. Los más conocidos son BitTorrent, aMule, Nicotine+, o Vuze, pero hay muchos otros. Tanto aMule como nicotine+ piden la utilización de puertos específicos para poder conectarse a sus respectivas redes y algunos de estos puertos en fedora están cerrados por defecto. Para poder abrir nuevos puertos, cualesquiera que sean, tenemos que utilizar el administrador de firewall, o cortafuegos. Para acceder a este administrador, en un entorno de escritorio Gnome 3.xx hacemos click en Actividades>Aplicaciones>Otras>Cortafuegos. Una vez abierto, en el panel de la izquierda del administrador seleccionamos “otros puertos”, y vamos a observar una lista en donde poder verificar si el puerto que necesitamos se encuentra abierto. Si no, hacemos click en “añadir”, tildamos la casilla “puertos de usuario” en la ventana que aparece, y vamos ingresando los números y el protocolo de los puertos que querramos (y para poder realizar esto es muy posible que tal vez tengamos que deshabilitar SELinux).

Para tener una conexión óptima con otros equipos utilizando las redes del aMule (Kademlia y ED2K), tenemos que abrir los puertos 4662 y 4672, ambos con protocolotcp”. Para conectarnos a la mejor red de música que existe hoy en día (soulseek), tenemos que utilizar el programa nicotine+, y pide que tengamos abierto los puertos 2234 y 2240, también con protocolotcp“. Aunque a veces, con el aMule es conveniente también abrir los mismos puertos pero con el protocolo “udp”. Verifiquemos cuando nos conectemos de no no obtener una “id baja” (lo que significa que no estamos en las mejores condiciones de transferencia). Si esto sucede, recién entonces hay que abrir los puertos udp 4662 y 4672.

Si utilizamos Vuze, este programa no pide un puerto especial para conectarse, pero sí tenemos que decirle cuál es el que queremos que utilice para conectarse con los demás equipos. Así que, o bien abrimos uno nuevo, o bien utilizamos uno que ya tengamos abierto, pero vamos a tener que indicar luego de qué puerto se trata, en las preferencias de configuración del programa.

(volver al índice)

Guía para instalar y modificar la apariencia del escritorio, ventanas e íconos en Gnome 3 o Gnome Shell

A partir de f15 la versión predeterminada de Gnome es la 3.xx, a grandes rasgos también conocida como Gnome Shell.

Una de sus características fundamentales es la posiblidad de modificar “en bloque” su presentación mediante la instalación y activación de diferentes temas. Para poder hacer este tipo de modificaciones tenemos que tener instalados los paquetes gnome-tweak-tool, gconf-editor y dconf-editor:

su -c 'yum install gnome-tweak-tool gconf-editor dconf-editor'

Una vez instalados, el que más nos va a servir para poder cambiar los temas de nuestro escritorio es gnome-tweak-tool y lo encontramos en Actividades > Aplicaciones > Accesorios > Configuración avanzada:

Pero para poder aprovechar al máximo esta herramienta de configuración, vamos a tener que tener instaladas además las diferentes extensiones con las que poder modificar nuestro escritorio. Esto lo podemos hacer desde la propia página de Gnome, o mediante una línea de comando. A los efectos de cambiar la apariencia exclusivamente, tenemos que tener instalado el paquete gnome-shell-extensions-user-theme:

su -c 'yum install gnome-shell-extensions-user-theme'

Además recomendamos particularmente tener instalados también los paquetes ‘gnome-shell-extensions-alternative-status-menu’ y ‘gnome-shell-extension-workspace-indicator’:

su -c 'yum install gnome-shell-extensions-alternative-status-menu gnome-shell-extension-workspace-indicator'

Con el primero podremos visualizar permanentemente la opción de “apagar” en el menú de usuario (de lo contrario tendremos que presionar la tecla “Alt” con este menú desplegado para poder visualizarla) y con el segundo podremos disponer de un ícono en la esquina superior derecha del menú principal con el cual poder desplazarnos rápidamente entre las diferentes áreas de trabajo.

Una vez instaladas esta extensiónes (tal vez tengamos que reiniciar sesión para activarlas), procedemos de la siguiente manera:

i) Nos aseguramos de tener descargados los temas de escritorio que querramos activar. Algunos podemos encontrarlos en los repositorios oficiales e instalarlos directamente mediante yum (tengamos en cuenta que los temas instalados mediante yum son almacenados en el directorio /usr/share/themes):

su -c 'yum install gnome-shell-theme-ambiance gnome-shell-theme-atolm gnome-shell-theme-dark-glass gnome-shell-theme-elementary gnome-shell-theme-gaia gnome-shell-theme-orta gnome-shell-theme-smooth-inset'

Y otros podemos encontrarlos y descargarlos desde varios lugares de la red. A propósito de esto recomendamos visitar la página de GNOME-look.org, o la de Gnome Shell en deviantART.

ii) Una vez descargados los temas, abrimos Gnome-tweak-tool y en la pestaña ‘Extensiones de GNOME-Shell’ nos aseguramos de tener activa la extensión ‘User themes’

iii) A continuación vamos a la pestaña ‘Tema’ y hacemos click en la casilla ‘Ninguno’ junto a “Shell Themes” para navegar hasta el directorio en nuestro disco donde hemos descargado el tema que nos haya gustado. Hacemos clic en ‘Abrir’ para instalar tal tema y automáticamente tendríamos que poder visualizarlo en el menú desplegable ubicado junto a esta casilla. Esto hace que el tema descargado se descomprima dentro del directorio /home/nombredeusuario/.themes, de modo que si queremos, podemos evitar este paso almacenando y descomprimiendo directamente en este directorio los temas que vayamos encontrando.

iv) Por último, en esta misma pestaña vamos desplegando el menú “Shell Themes” que contiene los diferentes temas instalados, y a medida que los vayamos seleccionando iremos observando cómo hacen que se luzca nuestro escritorio.

Si lo que queremos en cambio es modificar la apariencia de los íconos o de las ventanas, tenemos que hacer lo siguiente:

i) Nos aseguramos de tener en nuestro directorio personal las carpetas /home/nombredeusuario/.icons. y /home/nombredeusuario/.themes

mkdir /home/nombredeusuario/.icons 
mkdir /home/nombredeusuario/.themes

Es importante el punto (.) antes del nombre. Un directorio cuyo nombre empieza con un punto (.) es un directorio oculto, y por lo general se utilizan para alojar archivos de configuración. Si abrimos un navegador de archivos Nautilus no vamos a poder observar este tipo de carpetas ocultas a menos que lo indiquemos en Ver > Mostrar archivos ocultos

ii) Descargamos y extraemos en la carpeta .icons los íconos que nos gusten, y los temas en la carpeta .tehems. Una vez más recomendamos visitar la página de GNOME-look.org.

También podemos descargar iconos o estilos de ventanas utilizando yum, con la diferencia que si lo hacemos con esta herramienta no serán almacenados en los directorios .icons o .themes que acabamos de crear, sino que serán descomprimidos automáticamente en el directorio /usr/share/icons si se trata de íconos, o en /usr/share/themes si son temas. Para instalar algunos de los íconos directamente desde los repositorios oficiales:

su -c 'yum install bluecurve-icon-theme echo-icon-theme elementary-icon-theme faenza-icon-theme gnome-icon-theme gnome-icon-theme-extras gnome-icon-theme-legacy gnome-icon-theme-symbolic hicolor-icon-theme humanity-icon-theme mono-icon-theme monochrome-icon-theme nimbus-icon-theme nuvola-icon-theme oxygen-icon-theme tango-icon-theme tango-icon-theme-extras fedora-icon-theme'

iii) Una vez que tenemos todo descargado, abrimos Gnome Tweak Tool y en la pestaña “Tema” vamos eligiendo los iconos con el menú desplegable “Tema de íconos”, o las ventanas desde el menú desplegable “Tema de la ventana”.

(Entre paréntesis, para todos aquellos que ya se sientan cómodos trabajando con entornos GNU/Linux, recomendamos absolutamente que conozcan la sección extensiones Gnome 3 del blog de Finnbarr Murphy).

(volver al índice)

El repositorio Livna y la reproducción de DVDs

La creación de RPM Fusion se hizo con el objetivo de centralizar todo el software que ofrecían tres repositorios diferentes: Dribble, Freshrpms y Livna. Sin embargo, un paquete del repositorio Livna no fue incluido: libdvdcss, cuya versión actual es la 1.2.11-1. Este programa descifra y nos permite disfrutar de DVDs que hayan sido grabados utilizando CSS (Content Scramble System), un esquema de organización de contenidos digitales con demasiados problemas de licencia. Como la mayoría de los DVDs en el mercado utilizan este sistema, es muy aconsejable que aquellos que utilizan sus equipos para ver películas en DVD, tengan instalado este paquete. Para activar el repositorio Livna, como usuarios “root” o sudo:

rpm -ivh http://rpm.livna.org/livna-release.rpm

Y para instalar el soft:

su -c 'yum install libdvdcss'

(volver al índice)

Mini guía de reproducción de contenidos multimedia

Tal vez algunos tengamos problemas a la hora de reproducir archivos de audio o video: Tal vez los veamos mal, o el sonido tenga delay, o directamente no podamos reproducir algunos formatos. Además, como la política oficial de fedora es la de utilizar exclusivamente software libre y de código abierto, tal vez nuestros problemas se deban a que necesitemos instalar las bibliotecas necesarias para reproducir archivos de código propietario (típicos de apple o de microsoft, por ejemplo), como ser archivos de video con extensiones *.wmv, *.avi, *.mp4, *.mov; o de audio como *.mp3 o *.aac.

Recomendamos entonces prestarle atención a estas líneas, y tengamos en cuenta que para poder instalar todo lo que se indica a continuación, hay que tener activos los repositorios RPM Fusion y Livna

Para reproducción general de DVDs, instalar los siguientes paquetes:

su -c 'yum install libdvdcss libdvdread libdvdnav lsdvd libdvbpsi'

Para reproducción general de archivos de audio y audio:

su -c 'yum install gstreamer gstreamer-ffmpeg gstreamer-plugins-bad gstreamer-plugins-bad-free gstreamer-plugins-bad-free-extras gstreamer-plugins-bad-nonfree gstreamer-plugins-base gstreamer-plugins-good gstreamer-plugins-ugly k3b-extras-freeworld xine-lib xine-lib-extras xine-lib-extras-freeworld'

(volver al índice)

Cómo generar el archivo xorg.conf

La única verdad es la realidad: no existe un archivo xorg.conf desde fedora 10.

El servidor X empaquetado en las versiones posteriores a noviembre del 2008 (momento en que fue liberada f10) tiene la pretensión de ser infalible, y de ser capaz de detectar exactamente la resolución de nuestros monitores. Es por ello que desde entonces, con cada instalación que hagamos de fedora, o bien somos afortunados y nuestros monitores funcionan a la perfección, o bien utilizamos la documentación de la wiki del proyecto fedora, o bien recurrimos a foros y blogs como éste para conseguirlo.

Si queremos intentar modificar la apariencia de nuestro monitor sin generar archivo xorg.conf, tenemos que primero instalar el paquete system-config-display:

su -c 'yum install system-config-display'

Para obtener un entorno gráfico que nos permita modificar parámetros de configuración, desde una terminal, como usuarios “root” o “sudo”, ingresamos el comando:

system-config-display

También podríamos intentar abrirlo desde el menú sistema>administración>monitor (aunque este último método a veces puede fallar).

Si en cambio lo que queremos es generar automáticamente un nuevo archivo xorg.conf, ejecutamos el comando:

system-config-display --reconfig

Y si este comando no fuciona, podemos intentar con:

Xorg -configure :1

De una u otra manera, el archivo generado lo vamos a encontrar en:

gedit /root/xorg.conf.new

Modificamos lo que necesitemos modificar, y para que nuestras configuraciones surtan efecto, lo trasladamos a nuestro directorio X11:

mv /root/xorg.conf.new /etc/X11/xorg.conf 

(volver al índice)

Cómo descargar paquetes desde los repositorios oficiales de fedora, sin instalarlos en nuestro equipo

Este dato es ideal para hacer instalaciones en equipos que no posean una conexión a Internet. A veces, tal vez necesitemos descargar algún paquete determinado, pero sin que dicho paquete se instale en nuestro sistema.

Para hacer esto podemos (i) revisar el sistema Koji, o la base de datos de los paquetes de Fedora, sitios HTTP en donde se alojan todos los paquetes oficiales de las versiones vigentes de Fedora; (ii) Instalarnos el complemento de yum downloadonly; o (iii), mediante un simple comando, descargarnos todos los paquetes de los repositorios Fedora y Updates, de las versiones vigentes de Fedora.

(i) El Sistema Koji y la base de datos de los paquetes de Fedora: Algo así como repositorios web, muy sencillos de utilizar. Simplemente hay que buscar el paquete que estemos necesitando, y descargarlo con un clic del mouse. Lo único que tenemos que tener en cuenta al utilizar estos servicios es que sólo se van a descargar los paquetes que indiquemos: si dicho paquete necesita dependencias para poder funcionar, éstas no serán descargadas automáticamente junto con él sino que tendremos que descargarlas en forma separada.

(ii) El complemento yum-downloadonly de yum. Para instalar este complemento:

su -c 'yum install yum-plugin-downloadonly'

Para configurarlo, editamos en archivo /etc/yum/pluginconf.d/downloadonly.conf:

gedit /etc/yum/pluginconf.d/downloadonly.conf

Y verificamos que se encuentre habilitado:

[main] enabled=1

Finalmente, utilizamos este complemento de la siguiente manera:

su -c 'yum install --downloadonly nombredelpaquete'

Una vez descargado el o los paquetes (y si no hicimos ninguna modificación a las configuraciones predeterminadas de yum), los encontramos en el directorio /var/cache/yum/x86_64/17/nombre-del-repositorio-desde-el-cual-se-descargó-el paquete/packages, o en el directorio /var/cache/yum/i386/17/nombre-del-repositorio-desde-el-cual-se-descargó-el paquete/packages, dependiendo la arquitectura de la versión de fedora que estén utilizando. (Tengan en cuenta que nuestro ejemplo se basa en la utilización de fedora 17, por lo tanto, si están utilizando una versión diferente, el número 17 de la ruta al directorio también será diferente).

(iii) Descargarnos todos los paquetes de los repositorios oficiales de las versiones vigentes de fedora. Para hacerlo, primero confirmamos que tenemos instalado el paquete rsync:

su -c 'yum install rsync'

Luego, nos posicionamos en el directorio en donde queremos que todos los RPMs sean descargados, nos aseguramos de disponer espacio suficiente (unos 20 GiB para ser exagerados), y creamos un subdirectorio para los paquetes del repositorio “fedora”, y otro para los paquetes del repositorio “updates”. En nuestro ejemplo denominamos al directorio principal RPM, al de fedora, fedora, y al de updates, updates, pero cada quien puede ponerle el nombre que quiera. Lo único que hay que tener en cuenta es la coherencia entre los nombres de los directorios y los nombres del comando de descarga:

Si utilizamos f17 con una arquitectura de 32-bits, para descargar los paquetes del repositorio fedora:

mkdir -p /nombredeldirectorioqueelegimos/RPM/fedora rsync -atv --stats --delete-after -L --partial --partial-dir=~/tmp rsync://ftp-stud.hs-esslingen.de/fedora/linux/releases/17/Everything/i386/os/Packages/ /nombredeldirectorioqueelegimos/RPM/fedora

Y para descargar los paquetes del repositorio updates:

mkdir -p /nombredeldirectorioqueelegimos/RPM/updates rsync -atv --stats --delete-after -L --partial --partial-dir=~/tmp rsync://ftp-stud.hs-esslingen.de/fedora/linux/updates/17/i386/ /nombredeldirectorioqueelegimos//RPM/updates

Si en cambio utilizamos una arquitectura de 64-bits, para descargar los paquetes del repositorio fedora:

mkdir -p /nombredeldirectorioqueelegimos/RPM/fedora rsync -atv --stats --delete-after -L --partial --partial-dir=~/tmp rsync://ftp-stud.hs-esslingen.de/fedora/linux/releases/17/Everything/x86_64/os/Packages/ /nombredeldirectorioqueelegimos/RPM/fedora

Y los del repositorio updates:

mkdir -p /nombredeldirectorioqueelegimos/RPM/updates rsync -atv --stats --delete-after -L --partial --partial-dir=~/tmp rsync://ftp-stud.hs-esslingen.de/fedora/linux/updates/17/x86_64/ /nombredeldirectorioqueelegimos/RPM/updates

En fedora 16, el procedimiento es el mismo, solo que hay que cambiar en todos los comandos, el número 17 por el número 16.

(volver al índice)

Cómo crear un repositorio de software en nuestro propio equipo

Aprovechando la guía anterior (y gracias a Alexander Missa), podemos establecer cualquier directorio en nuestro disco duro para que sea utilizado por yum como un repositorio más. Para esto, tenemos que: (i) descargarnos la herramienta createrepo, (ii) crear un directorio, (iii) grabar en él todos los *.rpm que queramos tener disponibles para instalar, y (iv) agregar este nuevo repositorio a la lista de repositorios de yum.

Para descargarnos createrepo:

su -c 'yum install createrepo'

Para crear el directorio, como usuarios ‘root o ‘sudo’:

mkdir /home/nombredeusuario/mirepositorio

A los efectos de esta guía, suponemos que colocamos todos los *.rpm’s en el directorio /home/nombredeusuario/mirepositorio, y en esa suposición nos basamos para ejecutar el resto de los comandos. Si crean un directorio diferente, sean coherentes con los comandos que van a ingresar.

Bien, luego de descargar o de grabar todos los *.rpm’s en nuestro directorio, nos posicionamos sobre él y ejecutamos createrepo como usuarios ‘root o ‘sudo’:

cd /home/nombredeusuario/mirepositorio/ createrepo .

Una vez que createrepo haya terminado de generar todos los metadatos, tenemos que configurar este directorio para que pueda ser utilizado como un repositorio por yum. Recordemos que todos los repositorios se alojan bajo el directorio /etc/yum.repos.d. Entonces, generamos el nuevo repositorio, como usuarios ‘root o ‘sudo’:

gedit /etc/yum.repos.d/mirepositorio.repo

y colocamos las siguientes líneas:

[mirepositorio] name=Mi repositorio personal 
baseurl=file:///home/nombredeusuario/mirepositorio/ 
enabled=0

Y listo, ya tenemos el nuevo repositorio. La última línea “enabled=0” indica que este repositorio no está activo. Esto lo hacemos a propósito para evitar conflictos con el resto que ya tenemos instalados. Total, cada vez que querramos instalar un *.rpm alojado en nuestro repositorio personal, podemos habilitarlo solo para esa ocasión con “–enablerepo=”:

yum --enablerepo=mirepositorio install NOMBREDELPAQUETE

Si queremos tenerlo habilitado constantemente, definimos esta última línea como “enabled=1”. Una vez más, esto es muy útil para realizar instalaciones offline, o para utilizar el DVD de instalación de fedora como repositorio: copiando en el directorio de nuestro flamante repositorio el contenido de la carpeta del DVD donde están guardados todos los *.rpms (que generalmente es Fedora/RPMS).

(volver al índice)

Cómo convertir en un repositorio al DVD de instalación de fedora

A partir de f13, existe otra manera de hacer que los discos de instalación (o directamente los archivos de imagen ISO con que los creamos) sean utilizados como repositorios. Para ello, tenemos que, (i) crear un punto de montaje en donde, (ii) montar el disco o la imagen que vamos a utilizar, y (iii), editar los archivos /etc/yum.repos.d/fedora.repo, y /etc/yum.repos.d/fedora-updates.repo, para que yum pueda buscar y descargar software desde el disco de instalación, o la imagen ISO.

De nuevo, a los efectos de esta guía, suponemos que montamos el CD o el DVD de instalación en el directorio /home/nombredeusuario/mirepositorio, y en esa suposición nos basamos para ejecutar el resto de los comandos. Si crean un directorio diferente, sean coherentes con los comandos que van a ingresar.

Para crear el punto de montaje:

mkdir -p /home/nombredeusuario/mirepositorio

Para montar el disco de instalación:

mount -r -t iso9660 /dev/nombredeldispositivo /home/nombredeusuario/mirepositorio

Donde “nombre del dispositivo” es el nombre asignado por el sistema a sus lectoras de CD o DVD. Generalmente es sr0, pero por las dudas, si no sabemos el nombre de nuestro dispositivo, o tenemos más de uno, podemos averiguarlo con el comando:

cat /proc/sys/dev/cdrom/info

Si por casualidad estamos utilizando una imagen ISO (es decir, que no grabamos el CD o el DVD de instalación), también podemos convertirla en un repositorio, y la montamos con el siguiente comando:

mount -r -t iso9660 -o loop /ruta/hacia/la/imagen.iso /home/nombredeusuario/mirepositorio

Donde “/ruta/hacia/la/imagen.iso” es el lugar de su equipo en donde tengan guardada esa imagen.

Por último, una vez montado el CD, el DVD, o la imagen ISO, tenemos que modificar los archivos /etc/yum.repos.d/fedora.repo y /etc/yum.repos.d/fedora-updates.repo, para que yum ignore la ruta predeterminada a los repositorios. En su lugar vamos a indicarle la nueva ruta hacia nuestro disco de instalación, o imagen ISO:

gedit /etc/yum.repos.d/fedora.repo

y

gedit /etc/yum.repos.d/fedora-updates.repo

Para hacer esto, en la sección [fedora] del archivo fedora.repo, y en la sección [updates] del archivo fedora-updates.repo, “comentamos” con un “#” el inicio de cualquier línea que comience con las palabras “baseurl“, o “mirrorlist”. El agregar un “#” (o el “comentar” una línea) hace que esa línea en particular sea ignorada. Una vez que hicimos que yum ignore la ruta a los repositorios predeterminados, agregamos a renglón seguido la nueva ruta hacia nuevo repositorio:

[fedora] 
name=Fedora $releasever - $basearch 
failovermethod=priority 
#baseurl=http://download.fedoraproject.org/pub/fedora/linux/releases/$releasever/Everything/$basearch/os/ 
 #mirrorlist=http://https://mirrors.fedoraproject.org/metalink?repo=fedora-$releasever&arch=$basearch 
 baseurl=file:///home/nombredeusuario/mirepositorio 
enabled=1 
metadata_expire=7d 
gpgcheck=1 
gpgkey=file:///etc/pki/rpm-gpg/RPM-GPG-KEY-fedora 

Si queremos deshacer los cambios para que yum vuelva a utilizar los repositorios predeterminados, volvemos a editar estos archivos, “descomentamos” las líneas comentadas, y “comentamos” las que acabamos de agregar.

(volver al índice)

Cómo solucionar conflictos entre repositorios

Si estamos utilizando yum, tal vez durante la instalación de algún *.rpm se nos avise de la existencia de un conflicto entre repositorios. Este conflicto puede presentarse por varios motivos, y para solucionarlo podemos revisar la página de ayuda de yum:

yum --help

en donde encontramos que la opción disablerepo:

yum install --disablerepo=nombredelrepositorio nombredelsoft

hace que el paquete que estemos queriendo instalar, sea descargado e instalado desde cualquier repositorio que tengamos activo, excepto desde el repositorio que colocamos luego del signo “=“.

Este comando funciona momentáneamente solo para la instalación del *.rpm que estemos realizando. Si queremos adoptar medidas más permanentes, podemos editar el archivo perteneciente al repositorio que nos está trayendo problemas, e inhabilitarlo hasta que consideremos que el problema se haya resuelto. Los archivos de todos los repositorios instalados los encontramos en el directorio:

/etc/yum.repos.d/

y en cada uno de ellos vamos a encontrar una o varias líneas como la siguiente:

enabled=1

Esta línea indica que ese repositorio se encuentra activo. Si modificamos el valor “1” por “0”, estamos deshabilitando el repositorio en cuestión, de manera que no será tenido en cuenta a la hora de descargar e instalar paquetes o dependencias.

(volver al índice)

Dos enlaces a listas de repositorios no oficiales

Por último, y dedicado a todos aquellos que se sientan cómodos con el manejo de repositorios, ofrecemos dos enlaces muy útiles para poder utilizar algún determinado software, que por diversos motivos no se encuentre en los repositorios oficiales:

(i) Lista actualizada por RPM Fusion con todos los repositorios compatibles con Fedora.
(ii) Lista con todos los repositorios mantenidos por miembros de la comunidad Fedora.

(volver al índice)

Cómo hacer que Skype funcione en sistemas de 64 bits

No vamos a tener ningún problema para instalar y utilizar Skype en un sistema de 32 bits, pero si nuestro equipo es de de 64 bits, vamos a tener que instalar manualmente todas las dependencias de 32 bits que pide este programa. Estos contenidos se los debemos a Pétur Ingi Egilsson, y procedemos de la siguiente manera:

(i) Descargamos desde la página de Skype el RPM correspondiente, y presuponemos que lo hacemos en el directorio “Descargas”.

(ii) Instalamos las bibliotecas de 32 bits necesarias:

su -c 'yum install pulseaudio-libs.i686 pulseaudio-libs-devel.i686 alsa-plugins-pulseaudio.i686 libv4l.i686 libXv.i686 libXv-devel.i686 libXScrnSaver.i686 libXScrnSaver-devel.i686 dbus-qt3.i686 dbus-qt3-devel.i686 qt.i686 qt-devel.i686'

(iii) Instalamos Skype (nuestro comando de instalación presupone que fue descargado en el directorio “Descargas”):

su -c 'yum install --nogpgcheck /home/nombredeusuario/Descargas/skype-4.1.0.20-fedora.i586.rpm'

(iv) Por último, y por las dudas, generamos un enlace dinámico, siempre como usuarios “root”:

ldconfig

(volver al índice)

El soft nuestro de cada día

La siguiente es una pequeña lista con algunos de los programas que utilizamos frecuentemente, que no vienen empaquetados por defecto en la instalación de fedora, y que pueden descargarse vía yum teniendo activo el repositorio RPM Fusion.

Aplicaciones. Lanzadores:

Cairo-dock
Docky
Gnome-do

Audio. Conversores:

audio-convert-mod
Sound Converter

Audio. Editores:

Ardour
Audacity
Muse
Rosegarden
Traverso DAW

Audio. Mezcladores:

Mixxx

Audio. Reproductores:

Amarok
Audacious
banshee
Clementine
Exaile
gmusicbrowser
Listen
Musique (también conocido como Minitunes)
Qmmp
XMMS

Audio. CD Rippers:

Asunder
Audex

Audio y Video. Reproductores Multimedia:

banshee
VLC
XBMC Media Center

Audio y Video. Reproductores de contenidos online:

Miro
MythTV

Audio y Video. Programas para grabación de actividades en el escritorio:

Istanbul
recordMyDesktop

Compresión de DVD’s:

DVD95
K9copy

Correo electrónico:

Balsa
Claws Mail
Spicebird
SquirrelMail
Thunderbird

Creación y grabación de CD’s o DVD’s de audio o de datos:

K3b
GnomeBaker

Diseño. Creación y diagramación de páginas a nivel editorial:

Scribus

Diseño. Creación y diagramación de páginas web:

Bluefish Editor
Quanta Plus
SeaMonkey

Diseño. Creación y diagramación de planos técnicos:

QCAD

E-books. Lectura y organización:

calibre

Etiquetas de archivos de audio. Edición y manipulación:

EasyTAG
Ex Falso
puddletag

Finanzas. Administración:

GnuCash
KMyMoney
Skrooge

Imágenes. Visualización y organización:

GIMP
digiKam

Imágenes. Diseño y manipulación:

GIMP

Imágenes vectoriales. Diseño y manipulación:

Inkscape

Imágenes digitales en formato *.RAW. Visualización y manipulación:

darktable
UFRaw

Imágenes digitales HDR. Edición y creación:

qtpfsgui (también conocido como Luminance HDR)

Internet. IRC:

Ayttm
Konversation
KVirc
LostIRC
Quassel IRC
WeeChat
XChat

Internet. Mensajería instantánea:

aMSN
empathy
pidgin
QutIM
sim

Internet. Navegadores:

arora
dillo
epiphany
Midori
Rekonq
SeaMonkey

Internet. Navegadores off-line:

HTTrack

Internet. Transferencia de archivos P2P:

aMule
Bit Torrent
Deluge
KTorrent
Nicotine+
qBittorrent
Vuze (antes conocido como Azureus)

Ipods. Edición y administración:

gtkpod

Procesadores de texto:

AbiWord

Software. Gestores de paquetes:

ailurus
Yum Extender

Subtitulado de archivos de video. Edición y creación:

Gaupol
Subtitle Editor

Teléfonos celulares. Administración:

wammu

Video. Codificadores:

DeVeDe
DVDStyler

Video. Editores:

Avidemux
Kdenlive
OpenShot
PiTiVi

Video. Reproductores:

banshee
Miro
MPlayer
SMplayer
VLC

(volver al índice)