Indice de contenidos de esta página:

Definiciones
Cantidad y tipo de particiones que necesita fedora
Breve descripción de cada punto de montaje
Cuándo y cómo hacer las particiones

Definiciones

A grandes rasgos, se denomina partición a una porción del disco duro, con un tamaño predeterminado, en donde se irán colocando archivos de cualquier tipo y extensión. Por otro lado, se denomina punto de montaje a un directorio bajo el cual se irán ordenando archivos en una determinada manera.

Una partición es un concepto que se refiere a las cualidades primarias de la superficie del disco duro. Es un espacio físico con límites claramente establecidos, preparado para recibir archivos de tales o cuales características. Existen dos tipos de particiones: particiones primarias y particiones lógicas. Los discos duros aceptan solamente cuatro particiones primarias, sin importar el tamaño de cada una de ellas. Sin embargo, una partición primaria puedesubdividirse” a sí mísma para que nuestro disco pueda aceptar más particiones. Es al realizar esta subdivisión que creamos una partición lógica, y las dos grandes maneras de subdividir particiones primarias es (i) creando particiones primarias extendidas, y (ii) creando grupos de volúmenes lógicos.

Un punto de montaje, un directorio, es una noción que remite a contenidos, y que  presupone la existencia de una partición en donde poder alojarse. Podemos crear tantos puntos de montaje, o directorios, como el espacio en nuestro disco nos lo permita.

Hay un orden jerárquico entre particiones y puntos de montaje: Las primeras pueden existir solas; los segundos, no. Podemos tener particiones vacías, pero no podremos colocar ningún punto de montaje en nuestro disco si antes no creamos una partición. Una partición acepta varios puntos de montaje; un mismo punto de montaje no puede estar en más de una partición.

(volver al índice)

Cuántas particiones necesita fedora. Cuáles y cómo son

Fedora, como casi cualquier sistema operativo basado en GNU/Linux, necesita como mínimo cuatro puntos de montaje para poder funcionar.

a. /boot
b. / (root)
c. /home
d. swap

Todos ellos pueden colocarse juntos en una partición primaria extendida. Si en embargo, si tenemos en nuestro equipo más de un sistema opertivo instalado, es fundamental que coloquemos al punto de montaje /boot en un partición diferente. De modo que, para poder instalar fedora, vamos a necesitar como mínimo, entre una y dos particiones primarias libres (aunque lo más aconsejable, es que cada punto de montaje ocupe una partición diferente, sin importar que sea primaria o extendida).

Si tenemos instalado windows, ya tenemos ocupada una partición primaria con este sistema operativo, o sea que nos queda espacio para realizar tres particiones más, o sea que para instalar fedora, inevitablemente vamos a tener que colocar más de un punto de montaje en una misma partición. Como dijimos antes, necesitamos genera una partición primaria extendida, y esto lo hacemos con el mismo DVD de instalación de fedora

(volver al índice)

Descripción de los puntos de montaje

a) /boot: Acá van a ir copiándose todos los archivos necesarios para hacer arrancar los sistemas operativos que tenemos instalados en nuestro equipo, cualquiera que estos sean. Es fundamental que esté colocado sólo, en una partición primaria. El tamaño de la partición en la que vamos a colocar este punto de montaje tiene que ser aproximadamente de 150 MB cada tres sistemas operativos instalados. El tipo de formato de la partición en donde vamos a colocarlo puede ser ext3, ext4, o btrfs a partir de fedora 16.

b) / (root): En este punto de montaje se irán copiando los archivos que hacen funcionar a fedora en su totalidad. No es imprescindible que esté solo, en una partición independiente, pero hay que tener en cuenta que con cada nueva instalación que hagamos de fedora, este punto de montaje se formatea, se sobreescribe y se pierden todos los datos anteriores. Pensando en un equipo de uso personal, recomendamos que el tamaño de la partición en donde coloquemos este punto de montaje no sea inferior a los 9 GiB, y tampoco es necesario que supere los 15 GiB. El tipo de formato que pide es ext3, ext4, o btrfs a partir de fedora 15.

c) /home: En este punto de montaje se van a ir guardando todos los archivos personales del usuario de fedora, más el espacio libre que queramos tener en disco para seguir guardando cosas. Por archivos personales no sólo tenemos que entender aquellos que utilizamos cotidianamente para nuestro trabajo, o estudio, o pasatiempos (textos, pelis, fotos, música, etc.), sino que tenemos que incluir a los archivos de configuración, o de estilo, o de apariencia, o nuestras preferencias a la hora de utilizar tal o cual programa. Por ejemplo, todos los archivos que permiten que veamos nuestro escritorio de determinada manera: cuál es la configuarción de nuestro protector de pantalla o la imagen de fondo; o cuántos y cuáles son los plugins que tenemos instalados en nuestro navegador, o quiénes son nuestros contactos en los mensajeros, o los datos de nuestra agenda, o los filtros en nuestro programa de correo electrónico, o las plantillas en nuestros programas de diseño, etc. Es muy útil que coloquemos a este punto de montaje solo, en una partición independiente. De esta manera, llegado el caso de una nueva instalación, no es necesario formatearlo y conservaremos todos nuestros archivos y todas nuestras configuraciones intactas. En el caso contrario, cada vez que instalamos una nueva versión, tenemos que crear nuevamente este punto de montaje, formatearlo, sobreescribirlo, perder todos sus datos, y reconfigurar nuevamente todo lo que ya teníamos configurado. El tamaño de la partición en donde alojaremos este punto de montaje lo conoce cada quien se encuentre realizando la instalación en función de sus propias necesidades. Y el formato que pide también es ext3, ext4, o btrfs a partir de fedora 15.

d) swap: Este punto de montaje no necesita formato y se va a utilizar fundamentalmente para dos cosas: (i) llegado el hipotético caso que nuestro equipo se quede sin memoria RAM que utilizar, el sistema utilizará el espacio asignado en swap para “descongestionar” las capacidades saturadas de la memoria RAM. (ii) Si usamos las funciones “suspender” o “hibernar” de nuestro equipo en lugar de apagarlo, en swap se va a volcar toda la información de nuestra sesión activa, de modo tal que nuestro equipo se “despierte” instantáneamente cuando lo indiquemos. Hay una fórmula muy conocida acerca del espacio de esta partición y es que debe tener “el doble que nuestra memoria RAM”. Esta fórmula es de antigua data, y hoy en día, debido a la cantidad de memoria RAM de la que podemos disponer, es un tanto exagerada. A la partición que utilicemos para colocar este punto de montaje, no es necesario destinarle más que 4 GiB de espacio.

(volver al índice)

Cuando y cómo hacer las particiones

El mejor momento para hacer una, dos o cuatro particiones, es cuando estamos instalando fedora. Lo único que necesitamos es tener el disco preparado con “espacio no asignado”, o “espacio libre“, o “espacio sin formatear. Durante la instalación llegamos a un momento en que se nos pide que elijamos cómo y dónde queremos colocar nuestros archivos. En ese momento elegimos “crear un diseño personalizado”.

Si queremos hacer particiones primarias, o particiones primarias extendidas, en la pantalla siguiente seleccionamos el espacio libre de nuestro equipo, hacemos click en “crear”, y luego elegimos qué tipo de partición queremos generar, y en nuestro caso es “partición estándar”. Las otras opciones que se nos presentan son las de crear una partición RAID por software, o la de generar un grupo de volúmenes lógicos. Estos dos últimos tipos de particiones son un poco más complejas, y a los efectos de una instalación de un sistema de escritorio no son imprescindibles.

Por último, vamos añadiendo los puntos de montaje necesarios, indicando el tamaño y el tipo de formato que queremos para ellos.

Todo esto también está explicado en nuestras páginas de instalación de fedora 16 y fedora 17.

(volver al índice)