Esta guía está realizada tomando en cuenta la instalación que hicimos de la distribución Fedora 17 basada en GNU/Linux sobre dos equipos: uno con un procesador Intel Core 2 Duo T7500, a 2.2 GHz, y un chip de gráficos Intel X3100; y otro con un procesador Intel Pentium IV, a 1.8 GHz.

Por favor entiendan que si bien se utilizaron las dos imágenes (Fedora-17-x86_64-DVD.iso y Fedora-17-i386-DVD.iso), y que tal vez en esta guía pueden encontrar algunas soluciones a sus problemas, o alguna que otra novedad en cuanto al funcionamiento de f16, este esquema de instalación funciona perfecto en máquinas con esta arquitectura, y tal vez no funcione tan bien en otras. Presuponemos, además, que todo el que quiera realizar este esquema ya tiene su sistema actualizado y se encuentra online.

Hay ciertas configuraciones que vamos a dejar momentáneamente de lado (tales como SAMBA, que entre otras cosas permite conectarse en red y compartir archivos con máquinas que usen sistemas operativos basados en Windows; o todo lo que tenga que ver con la compilación del Kernel), puesto que el propósito de esta guía es ayudar a aquellos que recién empiezan a usar distribuciones GNU/Linux.

Indice de contenidos de esta página

Configuración de Sudo y de Yum
Fastest Mirror
Langpack
Idioma del sistema
Configuración de los repositorios oficiales
Configuración de los repositorios externos
Instalación de software
Instalación de software mediante gestores de paquetes
Instalación de bibliotecas y compatibilidades GCC
Instalación de Adobe Flash Player, Adobe Acrobar Reader y Java Environment
Instalación de codecs
Cómo acceder a otras particiones del disco duro
Cómo actualizar el sistema
Manipulación de archivos .rar o .zip

Configuración de Sudo y de Yum

Fedora 17 utiliza RPM (RPM Package Manager) para instalar el software que va utilizar. Si bien una característica fundamental de cualquier RPM compatible con f17 es que son autoinstalables con un doble click, yum (yellow dog updater modified) es el medio ideal por el cual fedora obtiene e instala desde los repositorios los diferentes RPM’s (y sus dependencias, en caso que sean necesarias). Solo el usuario administrador (“root”) o el usuario “sudo” pueden utilizar yum, y si estamos online, yum descarga e instala RPM’s en un mismo paso. Para convertirnos en usuarios “root”, abrimos una terminal e ingresamos el comando:

su - 

Presionamos “enter” e ingresamos la contraseña que establecimos cuando hacíamos la instalación, y que no vamos a ver a medida que la vayamos tipeando. Nos vamos a dar cuenta que somos usuarios root porque en vez de un signo $ vamos a ver un # en el intérprete de comandos:

[usuario@equipo ~]$ su - 
Password: 
[root@equipo ~]#

Para dejar de ser usuarios ‘root’ y volver a ser usuarios comunes y corrientes, tipeamos la palabra ‘exit’, sin las comillas:

[root@equipo ~]# exit 
logout 
[usuario@equipo ~]$

Ahora, si queremos, configuramos el usuario “sudo”, que para quienes no lo saben, es una especie de usuario intermedio entre el común y corriente, y el “root”. El password del usuario “sudo” es el mismo que el del usuario común y corriente que establecimos para iniciar las sesiones. Siendo “sudo”, el usuario común y corriente no tiene todo el poder del usuario “root”, pero sí puede, por ejemplo, usar yum. Para configurarlo, entonces, desde una terminal ingresamos:

echo 'nombredeusuario ALL=(ALL) ALL' >> /etc/sudoers

Donde ‘nombredeusuario” es el que crearon para iniciar sesión en fedora.

A efectos prácticos, en el resto de la página se utiliza el usuario “root” para ejecutar comandos con cierto grado de autorización. Esto quiere decir que todos aquellos quienes lo hayan configurado, y les interese ejecutar estos comandos siendo usuarios “sudo”, también pueden hacerlo simplemente anteponiendo la palabrasudo” en cada uno de ellos.

Ahora si, volvamos a yum. Si bien ya podemos empezar a utilizar esta herramienta para descargar e instalar paquetes y dependencias, existen una serie de complementos que hacen esta tarea más efectiva. Uno de esos complementos permite asegurarnos que todo lo que descarguemos mediante yum, lo hagamos con la mayor velocidad posible:

Fastest mirror

Entre los múltiples espejos que tienen los repositorios, se selecciona aquellos menos congestionados, o con mejor velocidad de descarga. Instalarlo antes de empezar a descargar soft nos va a ahorrar bastante tiempo:

yum install yum-fastestmirror

(volver al índice)

Langpacks

Por cuestiones de tamaño, algunos programas de tipo suite (LibreOffice, Eclipse o Calligra), ofrecen sus contenidos traducidos en paquetes de idiomas (por lo general denominados ‘langpacks’), y que deben ser instalados de manera independiente. Es decir que por ejemplo, si queremos utilizar una versión en castellano del LibreOffice, tenemos que descargarnos e instalarnos el paquete de idioma correspondiente al castellano: libreoffice-langpack-es.

A partir de f13, con este complemento, si estamos instalando un programa que tenga asociado uno o varios paquetes de idioma, yum identifica el paquete que se corresponda con el idioma que estemos utilizando, y lo descarga automáticamente. Para instalarlo:

yum install yum-langpacks

(volver al índice)

Modificar el idioma con que utilizamos fedora

Y ya que estamos hablando de idiomas, suele suceder que de acuerdo al medio con que hayamos instalado fedora, visualicemos nuestro sistema o algunas de sus aplicaciones en inglés. Para poder modificar esto y disfrutar de este sistema operativo en castellano, como usuarios ‘root’ o ‘sudo’ instalamos los siguientes paquetes:

yum install aspell-es autocorr-es calligra-l10n-es hunspell-es hyphen-es kde-i18n-Spanish kde-l10n-Spanish libreoffice-langpack-es mythes-es

(volver al índice)

Configuración de los repositorios oficiales

Una de las características más interesantes de cualquier distribución basada en GNU/Linux, es la idea de repositorio: Conociendo el soft que podemos instalar, si tenemos una conexión a Internet, existen “lugares” en los que los usuarios encontramos esos programas, permanentemente actualizados, y listos para descargar e instalarse en nuestros equipos. Si el programa en cuestión, además, necesita de otras “dependencias” para poder funcionar correctamente, éstas serán descargadas e instaladas al mismo tiempo. Fedora utiliza dos repositorios oficiales que se instalan por defecto: Fedora y Updates.

Cada repositorio posee un tipo de paquetes que lo caracteriza, de modo que cuantos más repositorios activos tengamos, mayores van a ser las posibilidades de obtener tal o cual paquete. Por ejemplo, los repositorios oficiales de Fedora alojan solamente los paquetes que el proyecto mantiene, el repositorio RPM Fusion aloja paquetes de software GNU/Linux compatibles con Fedora, el respositorio Google sólo los programas de Google, y así sucesivamente.

Todos los repositorios tienen etiquetados sus RPM’s para asegurarse que sean válidos. Esta etiqueta se conoce como “GPG (GNU Privacy Guard) key”, y es conveniente que con cada repositorio, instalemos la “GPG key” correspondiente.

Esto sucede automáticamente la primera vez que instalemos algún tipo de soft, desde cualquier repositorio. O sea que si ya instalamos el complemento “fastest-mirror” o “langpack” de yum, en algún momento se nos preguntó acerca de la importación de las llaves GPG de Fedora, y de Updates, los repos oficiales. Si no, lo primero que hacemos es instalarlas llabves correspondientes, siempre como usuarios “root” o “sudo”:

rpm --import /etc/pki/rpm-gpg/*

No nos preocupemos si obtenemos algún error de importación, eso quiere decir simplemente que ya teníamos la llave instalada.

(volver al índice)

Configuración de los repositorios externos

Existen otros repositorios denominados “externos”, ya que, aunque contienen programas y dependencias que pueden utilizarse en fedora, fueron creados y son mantenidos cotidianamente por personas que no están directamente vinculadas con el proyecto fedora. Los más conocidos tal vez sean RPM Fusion y Google, aunque si queremos disponer de una versión siempre actualizada del Adobe Acrobar Reader, o del plugin del Flash Player, también es conveniente tener instalado el repositorio de Adobe.

Todos los repositorios que tengamos instalados los vamos a poder encontrar en el directorio /etc/yum.repos.d/nombredelrepositorio.repo.

Vamos de a uno, empezando por el más importante, el repositorio RPM Fusion, desde donde vamos a poder descargar casi todo el soft que exista disponible en GNU/linux compatible con Fedora. Este repo tiene dos grandes clases de paquetes, los denominados “free” y los “nonfree”. Ambas clases tienen que poder ser descargadas:

yum localinstall --nogpgcheck http://download1.rpmfusion.org/free/fedora/rpmfusion-free-release-stable.noarch.rpm http://download1.rpmfusion.org/nonfree/fedora/rpmfusion-nonfree-release-stable.noarch.rpm

Repositorio y “GPG key” de Adobe:

Si estamos utilizando una versión de fedora de 32 bits:

rpm -ivh http://linuxdownload.adobe.com/adobe-release/adobe-release-i386-1.0-1.noarch.rpm 
rpm --import /etc/pki/rpm-gpg/RPM-GPG-KEY-adobe-linux

Si en cambio instalamos una versión de 64 bits:

rpm -ivh http://linuxdownload.adobe.com/adobe-release/adobe-release-x86_64-1.0-1.noarch.rpm 
rpm --import /etc/pki/rpm-gpg/RPM-GPG-KEY-adobe-linux

Repositorio y “GPG key de Google:

Como dijimos antes, este repositorio solo contiene programas de Google para ser utilizados en cualquiera de las distribuciones GNU/Linux. Si utilizamos una versión de 32 bits, en este repo vamos a encontrar el Google Desktop, Picasa y Chrome. Si en cambio utilizamos una versión de 64 bits, solo vamos a poder descargar Google Desktop o Chrome.

Para activar este repositorio y poder descargar programas utilizando yum, tenemos que primero descargar e importar la “GPG key” con estos comandos, y como usuarios “root”

wget https://dl-ssl.google.com/linux/linux_signing_key.pub 
rpm --import linux_signing_key.pub

Finalmente, hay que configurar el repositorio creando el archivo correspondiente a nuestra arquitectura.

Entre paréntesis, para editar o para crear un archivo podemos utilizar diferentes comandos, de acuerdo al entorno de escritorio que tengamos instalado: gedit o kwrite en entornos GNOME o KDE, y nano. La ventaja de Nano es que es independiente de cualquier entorno, y edita el archivo en la misma terminal que estemos utilizando. Gedit o Kwite, por el contrario, lo abren en una ventana diferente. Si escribimos el nombre de un archivo que no existe, se creará automáticamente uno con el nombre que indicamos. Por cuestiones puramente estéticas, en esta guía utilizamos gedit.

Volviendo al repositorio de Google, si utilizamos una versión de 32 bits de f16, creamos el archivo googlei386.repo:

gedit /etc/yum.repos.d/googlei386.repo

con las siguientes líneas:

[googlei386] 
name=google - i386 
baseurl=http://dl.google.com/linux/rpm/stable/i386 
enabled=1 
gpgcheck=1 
gpgkey=file:///etc/pki/rpm-gpg/RPM-GPG-KEY_google

Si en cambio usamos una versión de 64 bits, creamos el archivo google64.repo:

gedit /etc/yum.repos.d/google64.repo

en el que copiamos las siguientes líneas:

[google64] 
name=google - x86_64 
baseurl=http://dl.google.com/linux/rpm/stable/x86_64 
enabled=1 
gpgcheck=1 
gpgkey=file:///etc/pki/rpm-gpg/RPM-GPG-KEY_google

Nota: Teniendo en cuenta que no todos los programas de Google se han compilado para los dos tipos de arquitecturas, y puesto que un programa hecho para correr en una arquitectura de 32 bits funciona perfectamente en otra de 64 bits, de acuerdo a los programas que decidamos utilizar es muy conveniente que los usuarios de 64 bits tengan ambos repos de Google activos.

Atención: (i) Google tiene otros programas disponibles para utilizar en Fedora, pero que no figuran en este repositorio. Esos programas son Google Earth y el plugin para chat de voz y video. Sugerimos visitar sus respectivas páginas para poder instalarlos en forma individual. (ii) Muchos de los programas de Google piden la utilización del emulador wine para poder funcionar correctamente, de modo que si una vez instalados no podemos utilizarlos, probemos también instalando este emulador y vér qué sucede.

(volver al índice)

Instalación de software

Una vez que tenemos todos los repositorios instalados, podemos empezar a instalar el software. Yum sólo va a instalar lo que nosotros le digamos que instale, y si no estamos seguros del nombre del soft y no existe en los repositorios, o lo escribimos mal, yum nos va a responder con un error. El comando que hay que ingresar para instalar cualquier tipo de soft es:

yum install nombredelsoftquequeremosinstalar

Algunas veces descargamos un *.rpm desde alguna página, que no figura en los repositorios oficiales. Para instalarlo utilizando yum tenemos que ingresar el siguiente comando:

yum install --nogpgcheck nombredelsoftquequeremosinstalar

En estos casos, hay que tener en cuenta que para que yum instale el archivo en cuestión, tenemos que indicar la ruta completa hacia el lugar de nuestro equipo en donde se encuentra ese archivo. Por ejemplo, si descargamos el paquete “programa.rpm” en nuestro directorio “Descargas”, el comando tiene que ser:

yum install --nogpgcheck /home/nombredeusuario/Descargas/programa.rpm

Todo lo que vayamos instalando se va a ir acomodando en función de su categoría bajo los diferentes menúes de Actividades > Aplicaciones en un entorno Gnome, o en el Lanzador de aplicaciones en un entorno KDE.

Si queremos saber cuáles son los paquetes disponibles para descargar:

yum list available

Si queremos buscar si algún soft que creemos tiene un determinado nombre:

yum search determinadonombre

Y si queremos obtener una lista completa de las opciones de yum:

yum --help

Por último, acerca de la gestión del software en Fedora, les recomendamos absolutamente que conozcan la Guía de administración de Software, que gracias a Guillermo Gómez tenemos disponible desde partir de f14.

(volver al índice)

Instalación de software mediante gestores de paquetes

Se denomina gestor de paquete a una interfaz gráfica que nos permite instalar soft. Esto es, todo aquel programa que nos permita visualizar mejor como trabaja yum: por un lado, vemos lo que tenemos instalado en nuestra máquina, y por el otro, lo que hay disponible en los repositorios para descargar (ya sean otros programas, ya sean actualizaciones de los programas que tenemos instalados). El gestor de paquetes por default que tenemos para instalar soft en f17 se llama PackageKit, y en un entorno de escritorio GNOME lo encontramos en Actividades > Aplicaciones > Herramientas del Sistema > Añadir/quitar software. En un entorno KDE se llama Apper, y lo encontramos en Lanzador de aplicaciones > Aplicaciones > Administración > Gestión de Software.

Todos los gestores de paquetes se utilizan de manera similar: Tenemos un espacio en blanco en donde poder escribir el nombre del soft que queremos instalar, hacemos click en “buscar” para que ese paquete (si es que está disponible en los repositorios) sea encontrado, y si esto sucede, vamos a poder verlo en el panel principal. En este panel, tildamos la casilla que se encuentra junto al paquete en cuestión para poder descargarlo, hacemos click en “aplicar”, aceptamos las dependencias que ese paquete necesita, en el caso que las haya, ingresamos cuando se nos pida la contraseña de usuario “root”, y listo: el paquete y sus dependencias empiezan a descargarse e instalarse en nuestro equipo.

Hay que tener en cuenta que estos programas nos van a mostrar todos los paquetes disponibles, para cualquier tipo de arquitectura. Si elegimos alguno para descargar, tenemos que asegurarnos que sea el correspondiente a la arquitectura de nuestro equipo.

Sin embargo hay opciones tal vez más sencillas y más interesantes, que dependen del gusto, del equipo y de la velocidad de conexión a Internet. Una de estas opciones (para cualquier equipo y para cualquier conexión) que recomendamos absolutamente es Yum Extender NextGen:

yum install yumex

Y para los que recién empiezan en GNU/Linux, en nuestra página principal hicimos una pequeña lista con los programas más utilizados.

(volver al índice)

Instalación de bibliotecas y compatibilidades GCC

Fedora 17 viene con GCC (GNU Compiller Collection) 4.7. Hay algunas aplicaciones que fueron compiladas con una versión anterior, y tal vez necesiten algunas compatibilidades para poder funcionar bien. A grandes rasgos, estas bibliotecas sirven para todo lo que tenga que ser compilado, incluyendo las diferentes actualizaciones del kernel. Es muy conveniente tenerlas instaladas, de modo de poder asegurarmos que todo lo que vayamos poniendo en nuestro equipo será 100 % compatible:

yum install compat-gcc-34 compat-gcc-34-c++ compat-gcc-34-g77 compat-libgfortran-41 compat-libstdc++-33 gcc gcc-c++ gcc-gfortran gcc-gnat gcc-go gcc-java gcc-objc gcc-objc++ gccxml libgcc libgcj libstdc++

(volver al índice)

Tres cosas muy útiles para instalar: El plugin del Adobe Flash Player, el Adobe Acrobar Reader, y el entorno Java.

Fundamental para todo lo que sea audio e imagen en Internet. suponemos que vienen leyendo toda esta guía y que ya instalaron el repositorio y la “GPG key” de Adobe. Si no lo hicieron, háganlo porque sino, pueden tener problemas al intentar instalar alguno de estos programas.

Para instalar el plugin de Flash Player:

yum install flash-plugin

Acrobat Reader

Si queremos tener la última versión, pero en idioma inglés:

yum install AdobeReader_enu

Si en cambio queremos tener una versión en castellano, pero que por lo general se encuentra algo desactualizada:

yum install AdobeReader_esp

Atención: Al día de hoy no existe una versión de 64 bits del Acrobat Reader. Por lo tanto aquellos usuarios de sistemas x86_64 deberán tener instalado el repositorio Adobe de 32 bits para poder utilizar este programa.

Java:

Este paquete es muy probable que se haya instalado en el equipo luego de la primera actualización, pero por las dudas:

yum install java-1.6.0-openjdk java-1.6.0-openjdk-plugin

(volver al índice)

Codecs

Fedora instala de manera predeterminada a Rythmbox Music Player como reproductor de audio, y a Movie Player como reproductor de video. Sin embargo, hay varios otros reproductores disponibles en los repositorios que pueden ser descargados. Tal vez los más utilizados para video sean VLC y SMplayer (un front-end mejorado del Movie Player), y banshee, Amarok, Listen, Audacious y XMMS para audio.

Cuando los instalemos, también se van a instalar automáticamente los controladores (codecs) necesarios para que funcionen correctamente. Sin embargo, como la política oficial de fedora es la de utilizar exclusivamente software libre y de código abierto, es muy posible que algunos archivos de código propietario (típicos de apple o de microsoft, por ejemplo), como ser archivos de video con extensiones *.wmv, *.avi, *.mp4 o *.mov; o de audio como *.mp3 o *.aac, seguramente no podrán ser ejecutados. Para ello, hay que instalar diferentes “bibliotecas”, es decir, archivos complementarios que contienen las versiones compatibles de estos códecs. Fundamentalmente hay que tener instalados todos los gstreamer-plugins disponibles, especialmente los gstreamer-plugins extra, bad y ugly, y esto sólo vamos a poder hacerlo si tenemos activo el respositorio RPM Fusion:

yum install gstreamer gstreamer-ffmpeg gstreamer-plugins-bad gstreamer-plugins-bad-free gstreamer-plugins-bad-nonfree gstreamer-plugins-base gstreamer-plugins-good gstreamer-plugins-ugly k3b-extras-freeworld xine-lib xine-lib-extras xine-lib-extras-freeworld

(Nota: Todas las capturas de pantalla que aparecen relacionados con la instalación de software utilizando un entorno gráfico, pertenecen al programa yum extender nextgen)

Los libquicktime, en el caso de archivos *.mov:

Y como regla general, una vez que instalemos un programa, es conveniente que también instalemos todos aquellos archivos que, perteneciendo al programa en cuestión, tengan asociado algún tipo de categoría “extra“, “freeworld” o “nonfree“.

En el caso de los reproductores de audio, además, es conveniente que instalemos los plugins de los diferentes formatos de compresión que vayamos a utilizar, o los plugins que nos permitirán cambiar la imagen del reproductor, etc. (el próximo screenshot muestra los plugins que tenemos instalados del XMMS, pero el consejo sirve para cualquier reproductor que querramos usar).

Algo similar pasa con los programas para grabar CD’s o DVD’s. Tranquilamente para esto podemos utilizar Brasero, el programa instalado por default, pero si queremos usar otros que tengan más opciones (como el k3b), o si queremos pasar a DVD alguna peli, para lo que necesitamos algún programa de autoría (como el DeVeDe), o si queremos reducir el tamaño de DVD’s 8.5 GiB a 4.7 GiB (con lo que necesitaríamos un k9copy), tal vez tengamos que instalar otros codecs además de los que ya vienen por defecto.

Por las dudas que sigan existiendo problemas a la hora de ver alguna peli o escuchar algún disco, sugerimos consultar además nuestra “mini guía de contenidos multimedia”

(volver al índice)

Cómo acceder a otras particiones del disco duro

Es muy común tener más de un disco duro en nuestro equipo, o compartir el disco con otros sistemas operativos, ya sean también distribuciones GNU/Linux, ya sea un windows. Como cualquier distribución basada en GNU/Linux, f17 puede acceder y manipular totalmente los archivos de otros discos y de otras particiones. Para ello simplemente hay que abrir nuestro navegador de archivos desde Actividades > Aplicaciones > Accesorios > Archivos y hacer click sobre partición a la que queremos acceder. Si nuestro usuario no está incluido en el grupo de los usuarios administradores, se nos va a pedir que ingresemos la contraseña de root. Una vez ingresada, la partición en cuestión se automonta bajo el directorio /media.

Si apagamos nuestro equipo, cuando lo volvamos a encender vamos a tener que repetir este paso, a no ser que modifiquemos el archivo /etc/fstab para que la partición sea montada automáticamente con cada arranque. Para poder hacerlo, tenemos que conocer el número de orden de dicha partición en nuestro disco. Para saber cómo tenemos particionado nuestro disco, y qué número tiene asignado cada partición, ingresamos como usuarios “root” o “sudo”:

fdisk -l

Si queremos acceder a archivos de windows, necesitamos poder leer archivos en particiones con formato NTFS. Si la versión de f17 que se está utilizando es la del DVD, lo que hace posible que podamos leer archivos en formato NTFS ya está instalado. Si no, hay que hacerlo vía yum o yumex:

yum install fuse fuse-libs ntfs-config ntfs-3g

Un ejemplo. Vemos cómo está organizado nuestro disco:

fdisk -l

Nos ofrece la siguiente información:

/dev/sda1 1 3825 30724281 7 HPFS/NTFS 
/dev/sda2 * 3826 3857 257040 83 Linux 
/dev/sda3 3858 16605 102398310 8e Linux LVM 
/dev/sda4 16606 19457 22908690 5 Extended 
/dev/sda5 18914 19457 4369648+ 82 Linux swap / Solaris 
/dev/sda6 16606 18913 18538947 83 Linux

Sabemos que /dev/sda1 es windows. Queremos acceder a esos archivos desde f17, hacemos click con sobre el icono correspondiente en nuestro navegador de archivos, y en seguida vemos en el panel principal el contenido de tal partición. Si además abrimos la carpeta /media, nos vamos a encontrar con un directorio en donde se montó esa partición. Tomemos nota del nombre de ese directorio, ya que lo vamos a necesitar más abajo.

Editamos ahora el archivo /etc/fstab:

gedit /etc/fstab

Y añadimos, al final, alguna de las líneas siguientes. Si queremos simplemente leer los archivos pero no modificar ni escribir en la partición windows:

/dev/sda1 /media/nombredelaparticiónwindows ntfs-3g rw,defaults,umask=0222 0 0

Si en cambio, queremos tanto leer como escribir y modificar los datos de la partición:

/dev/sda1 /media/nombredelaparticiónwindows ntfs-3g rw,defaults,umask=0000 0 0

Donde “nombredelaparticiónwindows” es el nombre del directorio que anotaron antes (sin las comillas).

El procedimiento para acceder a cualquier partición es siempre el mismo: (i) Saber qué lugar en el disco ocupa la partición deseada, (ii) identificarla con un nombre, (iii) crear un directorio donde montarla (que por cuestiones de coherencia tiene el mismo nombre con el que queremos referirnos a la partición), y (iv) montarla. Por convención el directorio se crea dentro de /media, pero podemos hacerlo donde nos guste.

Todo esto en f17 se realiza automáticamente, pero por las dudas, para crear un directorio en /media (siempre como usuarios ‘root’ o ‘sudo’:

cd /media/ mkdir nombredelapartición

Para montarla:

mount /dev/sdX /media/nombredelapartición

(donde “sdX” es el número que obtivimos gracias al comando fdisk -l)

(volver al índice)

Mantener el sistema actualizado

Una vez que tenemos todo esto configurado, es conveniente fijarnos si nuestro sistema está actualizado. Hay varias formas de hacerlo, y todas van a obtener el mismo resultado. Ya sea mediante gestores de paquetes como yum extender, PackageKit o Apper; o ya sea mediante el actualizador del sistema instalado por defecto (que en un entorno GNOME lo encontramos en Actividades > Aplicaciones > Herramientas del sistema > actualización de software), todos estos programas se comportan de manera similar: se comparan los programas y los paquetes que tenemos instalados con los que existen en los repositorios, y en el caso de existir actualizaciones o nuevas versiones, veremos la lista correspondiente. Elegimos los paquetes a descargar, y actualizamos. En yum extender, por ejemplo, todo lo que sea actualización figura en rojo).

Si en cambio preferimos usar una terminal, con solo ingresar (como usuarios “sudo”, o como usuarios “root”) el comando:

yum update

vamos a saber si existen o no actualizaciones disponibles para nuestro equipo.

(volver al índice)

Cómo abrir archivos *.rar. o *.zip

Es muy común querer ver, o descargar de alguna página de Internet, archivos con formato *.zip, o con formato *.rar. Para hacer cualquier tipo de operación que involucre archivos comprimidos, lo que tenemos que hacer es -teniendo activo el repositorio RPM Fusion-, instalar estos paquetes (ya sea como usuarios “sudo” o usuarios “root”):

yum install unrar libunrar p7zip p7zip-plugins file-roller-nautilus

Para descomprimir archivos con estas características, los seleccionamos desde un navegador de archivos, hacemos click con el botón secundario del mouse, y dentro del menú que se despliega elegimos “extraer aquí”.

(volver al índice)

Consideramos que esto es suficiente para poder empezar a usar correctamente f17. Hay otros detalles, trucos o mejoras que pueden encontrar en nuestra página principal de fedora.